Micromudanzas



Primero se quedó
una botella
de vino tinto
vacía
llamada Ema.

Después fueron
el cepillo de dientes
el dentífrico
el desodorante
algunos cabellos 
como arrojados al azar

La toalla rosa
confabulada
con el helecho
ganándole terreno 
a la monotonía de los claros.

Siguieron
las pantuflas
poco después 
el pijama
el broche para el pelo 
antes de cruzar
la puerta.

Así
seguirá 
hasta que le toque 
a la vida.


Octubre, 2017

Comentarios

Entradas populares de este blog

La armonía en el texto

El uso correcto de los guiones de diálogo

El alma al diablo, de Marcelo Birmajer