sábado, 15 de enero de 2011

El Hombre de mi vida


Para Franco, el Hombre de mi Vida.

(2007)

El Hombre de mi Vida
no llega al metro de estatura.
No tiene músculos de Hércules
ni melena de Sansón
ni talla de coloso
ni elocuencia de orador.
Tampoco discreción
ni recato ni pudor.
Es gordo, blandito
y de cabeza, pelón.
Emite sonidos extraños
que entiendo sólo yo.
No sabe nada de modales.
Grita cuando tiene hambre.
Llora cuando tiene sueño.
Si quiere amor
arrulla, acaricia y lame.
Así es el Hombre de mi Vida
y no hay otro mejor.

© Carolina Meneses Columbié

No hay comentarios: