martes, 20 de febrero de 2018

Brevemente solemnes


Somos un par
brevemente solemne
relajadamente cursi
un sabor que se equilibra 
entre el dulzor
de las torrejas con almíbar
y la excitante acidez
del ceviche de mejillones.

Brevemente solemnes
relajadamente cursis
en dosis perfectas
infinita retroalimentación
la del gourmet ecuménico
y el ubicuo chef
relación vital
más allá de la muerte.

Nuestro epitafio dirá
     aquí yace el par que se amó 
     con solemnidad breve
     cursilería relajada
     humor e intensidad.

Que no sea pronto, 
dijiste
más allá de los noventa, 
respondí.


A mi Julio Fablet
Santiago, 20 de febrero de 2018